Garnacha: todo sobre esta magnífica uva

¿Garnacha o grenache?

Aunque en otros países se la conoce a veces por su nombre francés, esta uva tinta es originaria de España, donde se llama garnacha o garnatxa. Es la segunda uva más cultivada en el país (después de la uva tempranillo) y se utiliza mucho en coupages, aunque en Axial Vinos conocemos mejor que nadie su capacidad de dominio en vinos monovarietales.

Mastering garnacha

Las principales regiones vinícolas de España donde se cultiva esta uva son Navarra, Rioja, Penedés y Priorato. En Francia también es muy popular, sobre todo en el valle del Ródano, Languedoc y Rosellón, principalmente en coupages. En el valle del Ródano, por ejemplo, es frecuente la conocida mezcla GSM: garnacha, syrah y monastrell. En España se pueden encontrar algunos buenos vinos 100 % garnacha, aunque la elaboración de un vino de calidad únicamente a partir de esta uva requiere grandes conocimientos de vinificación. En Axial Vinos aprendimos a dominar el proceso hace ya más de 20 años, y hoy en día se nos puede considerar auténticos especialistas en garnacha.

Garnacha: la uva

La uva garnacha es relativamente grande, y tiene una piel delgada de color azul violáceo que por lo general contiene pocos pigmentos y taninos. Las viñas suelen crecer muy deprisa y dar mucho fruto, lo cual, por muy bien que suene, no favorece la calidad. Se requiere una minuciosa poda para disminuir su rendimiento y aumentar la concentración de color, aroma y sabor. La garnacha soporta los climas muy cálidos y secos, por eso se aclimata muy bien en las regiones de las D. O. Navarra, D. O. Campo de Borja y D. O. Cariñena. Entre sus grandes ventajas destaca su inmunidad a todo tipo de enfermedades y que se desarrolla mejor en suelos pobres, secos y pedregosos, precisamente los que encontramos en esas zonas. En la temporada de crecimiento, la garnacha genera mucho azúcar y los taninos tienen una buena maduración. Sin embargo, también puede perder sus ácidos, por lo que es importante cosecharla en el momento preciso y, por supuesto, contar con los conocimientos de vinificación adecuados.

¿A qué sabe la garnacha?

En general, la uva produce vinos con un alto porcentaje de alcohol y un carácter suave agradable. Junto a abundantes sabores frutales (moras, cerezas), proporciona notas especiadas de regaliz, laurel, pimienta y clavo. El potencial de conservación depende de la vinificación, la calidad del viñedo y el fruto y, específicamente, el proceso de envejecimiento en barrica. Suelen ser vinos para consumir en un intervalo de pocos años.

No solo para el tinto

La uva garnacha no solo sirve para elaborar vino tinto. A menudo es un ingrediente de los jugosos rosados españoles. Incluso los hay 100 % garnacha (como el Cátulo). En los rosados ​​claros y afrutados de la Provenza es frecuente encontrar esta uva como parte de un coupage. En resumidas cuentas, se trata de una variedad muy polifacética. Para elaborar los vinos rosados se utiliza la garnacha tinta: el contacto con la piel es más breve que en la producción del vino tinto y, por lo tanto, adquieren menos pigmentos y taninos.

Garnacha blanca

La uva garnacha también tiene su variante blanca; esta variedad tradicional española posee un carácter floral con notas herbáceas (como hinojo, eneldo y anís) y de fruta blanca. Se caracteriza por un alto contenido alcohólico natural y una baja acidez. A la garnacha blanca le gustan los climas cálidos y secos, y los suelos pobres y áridos. Por eso es lógico que sea tan abundante en la D. O. Navarra

¿Quieres conocer los vinos de garnacha españoles de Axial Vinos?