, , , , , ,

Lúculo Garnacha Blanca

Un espléndido vino de garnacha blanca repleto de aromas cítricos y florales.
La fruta blanca, las jugosas peras y la uva se mezclan con notas herbáceas y matices característicos de la maduración en barrica, como las nueces y el brioche.
De cuerpo medio y bien estructurado, con buena acidez y uan tremenda persistencia.

11.95

Composición

Garnacha blanca

Año

2019

Envejecimiento en barrica

3 meses

Perfil de sabor

Fresco, afrutado, pleno y suave

Nota de cata

Fruta blanca, pera, flores, hierbas, nueces y brioche

Alcohol

12,5%

Contenido de la botella

750 ml

Región

D. O. Navarra

Valoraciones

  1. Marco

    Me ha gustado mucho el vino! Lo compraré de nuevo

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vino blanco orgánico Denominación de Origen Navarra

¿Quieres un 20% de descuento?

¡Tendrás acceso a todas las ventajas del Club!

Un vino blanco 100% Garnacha

 

Confiamos en el “slow winemaking” para asegurar el carácter único de nuestros vinos de autor: Cátulo y Lúculo. Sólo mediante una cuidada elaboración, conseguimos vinos que son la máxima expresión de la Garnacha Atlántica de Navarra.

La Casa de Lúculo controla los viñedos más espectaculaes de la zona de Baja Montaña a partir de los que elaboramos los que considermos como vinos más icónicos de la bodega: los vinos de Lúculo;  una serie limitada resultado de la minuciosa selección de uvas procedentes de algunos de los viñedos más antiguos de Navarra.

Por otro lado, Cátulo representa la cara más fresca de la Garnacha. Viñedos ecológicos que ofrecen la mejor calidad frutal posible.

Lúculo fue el gran gourmet de la Roma clásica y el primer “bon vivant” de la historia. Lucius Licinius Lucullus propagó la cultura del buen comer y el buen beber por los cuatro puntos cardinales del vasto imperio romano del siglo I a.C. No podíamos fallar en la creación de unos auténticos vinos gourmet que mereciesen presentarse bajo el nombre de Lúculo; los embajadores de nuestra bodega.

Lúculo da nombre a la exclusiva y limitada serie de vinos donde origen y elaboración son decisivos y distintivos. Unos vinos que guardan el secreto de la más espectacular y antigua Garnacha Atlántica de Navarra, preservando el estilo de su fruta y frescura, su particular carácter y sabores. Los vinos de Lúculo son atractivos, complejos y únicos; un auténtico placer gourmet.

¿Por qué comprar este vino orgánico 100% Garnacha?

 

Edición limitada de 1.390 botellas de blanco ecológico con 3 meses de fermentación en barrica en los que el vino permanece en contacto con sus lías naturales. Lúculo Blanco Ecológico es un estilo de vino muy difícil de encontrar en Navarra dado el devastador trato que recibió la variedad en esta región.

Color amarillo limón con tonos verdosos. Nariz cítrica con notas florales. En boca es sabroso; la pera y las notas herbales acompañan a los sabores característicos de su paso por barrica como las nueces y el brioche. De cuerpo medio y bien estructurado, con acidez alta y final persistente.

 

La Casa de Lúculo nació como un proyecto de recuperación de los tradicionales viñedos de garnacha del norte de Navarra,
en cuyas pequeñas y singulares parcelas crecen viñas que pueden llegar a superar los 100 años de antigüedad.
En nuestros viñedos trabajamos sobre todo con métodos ecológicos, sin utilizar pesticidas ni herbicidas sintéticos.

Los viñedos se encuentran en Falces (Ribera Alta, norte de Navarra), a 400 metros de altitud.
Las uvas de los vinos Cátulo proceden de las viñas más jóvenes de los terrenos bajos.

Continental, con fuerte influencia del océano Atlántico y los Pirineos.
Los días soleados y las noches frías permiten una maduración lenta y delicada de las uvas.

Nuestros vinos de Navarra

Bodega La Casa de Lúculo: Vinos de autor

 

El nombre de esta bodega viene del popular libro de Julio Camba publicado a principios del siglo XX. La Casa de Lúculo es todo placer alrededor de la mesa: buena comida, buen vino, buena compañiá, buena comunicación y buenos modales. Una cultura que Camba temía que tuviese los días contados.

Es por ello que en La Casa de Lúculo se trabaja con el máximo respeto al medio ambiente y elaboramos vinos que realmente reflejan su origen, con el objeto de proteger y preservar los viñedos que parecen ser inmortales porque simplemente se han convertido en una parte esencial del paisaje que nos rodea.

El proyecto liderado por la pareja de enólogos Virginia Arranz y Juan Glaría nació en 2004 en la zona de Baja Montaña en la D.O. Navarra con el reto de recuperar la variedad autóctona de Garnacha Atlántica como la identidad de esta región vitivinícola. Después de 5 años de estrecha colaboración con Axial Vinos, La Casa de Lúculo unió fuerzas con el grupo bodeguero reafirmando la variedad como “el diamante en bruto de Navarra”.

Disfrutando de viñedos únicos de Navarra

 

En La Casa de Lúculo se trabaja principalmente con viñedos de Garnacha localizados en la zona más septentrional de Navarra. Es esta variedad la que mejor aguanta la influencia del Atlántico y la que, al mismo tiempo, determina el carácter único de los viñedos, sus uvas y sus vinos. Seleccionamos pequeñas parcelas de Garnacha y Tempranillo que han permanecido fuera del alcance de la viticultura moderna. Viñedos en vaso biológicamente cultivados y cuidados por las mismas manos expertas, generación tras generación. Algunos de estos irrepetibles hallazgos están por encima de los 100 años de antigüedad. La mayoría de estos viñedos han sido certificados como ecológicos, de igual modo que nuestra recientemente renovada bodega.

Suelos

Situadas en laderas, encontramos las viejas parcelas de suelos de espesor variable, sin pedregosidad, y texturas pesadas sobre las margas calcáreas.